Boletin Industrial
 

  Buscar:  
  Mi Cuenta
   

HISTORIAS QUE INDICAN QUE LA IMPRESIÓN 3D ESTÁ POR INTEGRARSE A LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ






1. McLaren y Stratasys

Las grandes marcas siempre han utilizado la impresión 3D para prototipos y herramientas, pero están utilizando cada vez más dicha tecnología para la producción de piezas finales. Un nuevo acuerdo entre Stratasys y McLaren Racing indica que la fabricación aditiva se utilizará regularmente en los autos del equipo McLaren-Honda de Fórmula 1.
A principios de este año, Stratasys y McLaren Racing firmaron un acuerdo de cuatro años que permitirá a Stratasys actuar como proveedor oficial de soluciones de impresión 3D para el equipo de F1. Stratasys trabajará con el equipo de Grand Prix en el Centro de Tecnología McLaren en Woking, Reino Unido, donde los socios implementarán el modelado de deposición fundida y las tecnologías PolyJet para imprimir prototipos visuales y funcionales en 3D, así como herramientas de producción y piezas de producción personalizadas. Estas piezas se diseñarán específicamente para aumentar el rendimiento de los coches de F1, al tiempo que garantizan la entrega rápida a través de la fabricación aditiva.

2. Audi y EOS

Dos empresas alemanas también se están uniendo para llevar la fabricación aditiva a la industria del automóvil. EOS, fabricante de sistemas de sinterizado selectivo por láser y sistemas de sinterizado directo de láser de metal, trabajará con la automotriz de lujo Audi a través de su división de consultoría Additive Minds. A través de Additive Minds, EOS permitirá a Audi implementar la tecnología de impresión 3D de una manera holística. Además de eso, EOS ayudará a Audi en el desarrollo de un centro de impresión 3D en Ingolstadt, Alemania.
EOS, por lo tanto, no sólo suministrará a Audi impresoras 3D, sino que también ayudará a la empresa automotriz a diseñar las aplicaciones adecuadas para dicha tecnología. Además, EOS cultivará la experiencia de fabricación aditiva al interior de la empresa y capacitará a los ingenieros de Audi para que también se conviertan en expertos. Inicialmente, la asociación usará la fabricación aditiva en la creación de prototipos y la producción de herramientas, que incluyen insertos de impresión 3D para moldes de fundición a presión, pero puede expandirse a más áreas.

3. PSA y Divergent

El año pasado, la start-up Divergent 3D de Los Ángeles se convirtió en un socio importante del mundo del automóvil a través del Grupo PSA, propietarios de Peugeot, Citroën y DS Automobiles.
Lo que hace a Divergent 3D único es el proceso de diseño que tiene la empresa. En lugar de imprimir autopartes en 3D, reemplazando bit por bit las piezas tradicionales, la start-up tiene como objetivo revisar todo el proceso de fabricación de automóviles. Mediante la impresión 3D de nodos de metal individuales, conectados por barras de fibra de carbono, Divergent 3D construye el marco de un coche de una manera flexible y modular.
Este proceso puede reemplazar la necesidad de costosas máquinas estampadoras de metales, necesarias en la producción de líneas de montaje. A su vez, esto abre la posibilidad de que numerosas micro-fábricas produzcan automóviles localmente, en lugar de necesitar grandes plantas de producción. Más importante aún, esta técnica puede reducir el peso de un sedán de cinco pasajeros en más del 50% y el número de piezas en más del 75%, según la compañía.
Divergent 3D pretende ayudar a PSA Group a desarrollar procesos de fabricación más eficientes con la impresión 3D. Como explica Carlos Tavares, presidente del consejo de administración de PSA Group, “estamos muy impresionados por las nuevas y prometedoras oportunidades de la tecnología de Divergent 3D. Estamos convencidos de que estos espectaculares avances en la impresión 3D ayudarán a posicionar a PSA Group como líder en la fabricación de automóviles. Esto tiene el potencial de reducir drásticamente el tamaño y el alcance de nuestra huella de fabricación, reducir el peso total del vehículo y crear complejidad, al tiempo que nos da una flexibilidad casi ilimitada en la producción de diseño. Estamos hablando de un cambio radical para nuestra industria”.

4. BMW

BMW fue uno de los primeros en adoptar la fabricación aditiva, aprovechando la tecnología para crear modelos de preproducción para validación y pruebas de vehículos. En 2010, sin embargo, el grupo lanzó su primera parte final impresa en 3D: una rueda de la bomba de agua (que todavía se fabrica) para los coches de carreras Deutsche Tourenwagen Masters (DTM).
Desde entonces, Rolls-Royce, propiedad de BMW, ha utilizado la impresión 3D para el automóvil de lujo Phantom. El Phantom cuenta con 10,000 piezas impresas en 3D, incluyendo los frenos de estacionamiento y las tomas de corriente electrónicos, botones de bloqueo central y soportes de plástico para luces de advertencia. Para el Rolls-Royce Dawn, la empresa ha impreso en 3D soportes de montaje de cables de fibra óptica.
Más recientemente, BMW ha adoptado nuevas tecnologías de vanguardia, como la producción de interfaz líquida continua (CLIP) de Carbon y MultiJet Fusion (MJF), de HP. La CLIP proyecta luz UV a través de una ventana óptica permeable al oxígeno sobre un tanque de resina fotosensible patentada, dando como resultado piezas sin capas producidas en tiempos record. A diferencia de otros procesos de impresión en 3D, las partes CLIP son igualmente fuertes en los ejes X, Y y Z, no sólo en X e Y. Un proceso de curado secundario permite otras propiedades especialmente diseñadas.




Usuario:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?

¿Eres un Nuevo Usuario?











Acerca de Nosotros | Anunciate aqui | Contáctanos | Refiere a un Amigo | Ayuda | Mapa del Sitio | Trabaja con nosotros
Nuevos Productos Nuevo | Eventos de la Industria Nuevo | English Information Nuevo | Aviso de Privacidad Nuevo
2017 © Editorial Nova, S.A. de C.V. Todos los Derechos Reservados.