Boletin Industrial
 

  Buscar:  
  Mi Cuenta
 
 

PREDICCIONES DE INTERNET DE LAS COSAS (IOT) PARA 2017






Predicciones de Internet de las Cosas (IoT) para 2017

Todavía es temprano para el Internet de las Cosas (IoT). En 2014, el 87% de los consumidores nunca había oído hablar de dicha tecnología, de acuerdo con Accenture. En 2016, el 19% de los empresarios y profesionales del gobierno informaron que nunca habían oído hablar de Internet de las Cosas, mientras que el 18% sólo estaba vagamente familiarizado con él, de acuerdo con la investigación del Internet of Things Institute.

Para tener una idea de qué esperar al respecto en 2017, se entrevistó al Doctor Timothy Chou, profesor en Stanford y autor de diversos libros; a Tamara McCleary, CEO de Thulium.co; a Evan Kirstel, observador de la industria e influencer y a Sandy Carter, CEO y fundadora de Silicon-Blitz. Estas son sus predicciones:

1. El IoT influirá en el Omnichannel

El Omnichannel es un modelo de negocio multicanal que las empresas utilizan para mejorar la experiencia del cliente, permitiéndole estar en contacto constante con ellos a través de múltiples vías al mismo tiempo.

El impacto del IoT se sentirá en el mundo del marketing, dice Sandy Carter. "El Omnichannel ha sido un tema candente debido a su enfoque de una sola cara para el cliente". Con el IoT, presentar tu información en una sola vista se hace más fácil si eres una empresa B2B (business to business) o B2C (business to consumer). La convergencia del mundo digital y físico a través de múltiples canales ha creado oportunidades para medir e influir en el comportamiento del cliente más allá de los ciclos de compra tradicionales. Los sensores, guías, suscripciones y capacidades digitales han cambiado drásticamente la manera en que las empresas llegan a los clientes y gestionan sus relaciones con ellos.

Los Gerentes de Marketing necesitan entender cómo los datos de esta nueva tecnología pueden impulsar su competitividad en la experiencia del cliente, dice Carter.

2. Las “cosas” crecerán

Ya existe una importante bifurcación en el camino entre el Internet de Cosas orientado al consumidor y el resto del IoT, que abarca desde la construcción, el transporte, la agricultura, la sanidad, el petróleo y el gas hasta la energía y el agua.

Mientras que las aplicaciones industriales del IIoT son, en muchos aspectos, más avanzadas que las aplicaciones orientadas al consumidor, la cantidad promedio de potencia informática en las primeras aplicaciones industriales del IoT es poco impresionante. Timothy Chou predice que las “cosas” del IoT serán más inteligentes en 2017. En la actualidad, la industria usa máquinas que son, francamente, bastante tontas. Chou dice que en el futuro veremos más tecnologías inteligentes, como los microprocesadores de cuatro núcleos en las impresoras industriales de Videojet. También es posible que en 2017 podamos ver los primeros signos de “cosas inteligentes” en el software de computación contra el software de computación personal, dice Chou.

En 2016, muchas máquinas industriales todavía no están “conectadas” (es decir, no tienen internet). El próximo año habrá una transición constante hacia una mayor conectividad con LoRa —un protocolo inalámbrico de bajo consumo y largo alcance— en la tecnología inalámbrica de gama baja o de 60 GHz en el extremo superior.

3. La recolección de datos migra a la nube

El próximo año, la recolección de datos se moverá a la nube, predice Timothy Chou. Y probablemente no se basará en SQL. “Tal vez veamos servicios de recolección de datos diseñados con un propósito específico: uno de ellos sería utilizar algoritmos de inteligencia artificial para reconocer no sólo el habla de alguien, sino también cómo optimizar las operaciones de una máquina”.

4. El reclutamiento seguirá siendo un reto para las organizaciones con iniciativas de IoT

Hay una enorme diferencia entre el Internet de las Cosas y el Internet regular. Hoy, una persona promedio pasa horas en Internet cada día. Y decenas de estudiantes universitarios anhelan trabajar para compañías de tecnología como Apple o Salesforce. Pero las organizaciones que lanzan proyectos de transformación digital, como ciudades inteligentes e instalaciones industriales, se enfrentan a una época difícil en cuanto a contratación de talento.

La complicación es que sigue siendo un reto encontrar suficientes trabajadores para asegurar el funcionamiento del Internet de las Cosas. El 45% de las empresas del IoT luchan por encontrar profesionales de seguridad cibernética, según una encuesta de TEKsystems. El 30% reporta tener dificultades para encontrar a vendedores digitales.

5. Las compañías desarrollarán productos más sensibles al IoT, pero no será fácil

En los primeros días del IoT, muchos vendedores intentaron atraer a los consumidores agregando conectividad a casi todos los dispositivos de consumo imaginables: sofás, cepillos de dientes, teteras, cafeteras, lavadoras, etc. Los consumidores, en su mayoría, no lo están comprando.

Las empresas que desarrollan productos del IoT industriales han hecho un mejor trabajo en la comprensión de las necesidades de sus clientes, pero muchos han seguido centrándose más en su tecnología que en las demandas del mercado.

Más empresas están aprendiendo la lección: sólo porque puedas conectar algo a Internet, no significa que debas hacerlo. En 2017, veremos un creciente número de productos orientados al consumidor que utilizan la conectividad para resolver problemas reales. “Habrá algunas mejoras increíbles”, dice Evan Kirstel.

Sin embargo, no será fácil. “Nunca sabes lo que la gente quiere”, añade Kirstel. “Creo que esta elección presidencial demuestra eso”. Las empresas de tecnología hablan de cosas como la experiencia del cliente, pero es mucho más fácil hablar de investigación de mercado que realmente entender lo que los clientes quieren. “Esto es probablemente menos cierto en el lado industrial, pero con cosas como la casa inteligente, los vendedores de IoT todavía están luchando para entrar dentro de la cabeza de los consumidores”, dice Kirstel. “Con la tecnología del IoT, no puedes hacer focus groups y listo: es muy importante entender verdaderamente los deseos y las motivaciones de la gente”.

También necesitarán ser más hábiles para explicar a los consumidores cómo los productos conectados mejoran sus vidas, dice Tamara McCleary. “Ahí es como realmente pueden conseguir una venta”.

Consideren, por ejemplo, el refrigerador inteligente. Cuando un consumidor ordinario escucha hablar de una nevera conectada al Wi-Fi, podría preguntarse: ¿por qué tendría que tener una nevera que está conectada a Internet? ¿Cuántas personas han oído hablar de un refrigerador conectado, pero no saben cómo haría su vida más simple?, pregunta McCleary. Un refrigerador conectado puede, por ejemplo, tomar fotos de lo que está dentro de él cada vez que sus puertas están cerradas. “Desde una tienda, un consumidor podría mirar su teléfono para ver lo que hay dentro de su refrigerador. En lugar de intentar recordar si tiene pimientos verdes, puede mirar esa foto y ya está”.

6. El mercado del IoT continuará expandiéndose a pesar de los riesgos de seguridad

Las conversaciones acerca de la seguridad del IoT nos recuerdan a un padre que le habla a su hijo adolescente acerca de los peligros de fumar. Algunas compañías del IoT serán imprudentes cuando se trata de seguridad, especialmente en el campo de las aplicaciones dirigidas al consumidor, sin embargo, cada vez más empresas comenzarán a entender que la seguridad debe incorporarse a los productos.

En 2017, es probable que veamos más botnets alimentados con IoT y que otros problemas de seguridad persistan. Habrá una cobertura constante de los medios dedicada al tema, y quizás, incluso algunas historias grandes relacionadas con él que atraigan la atención internacional. Pero la industria del IoT seguirá adelante, especialmente en los mercados empresariales e industriales.

“Creo que el botnet Mirai (el que fue utilizado en al ataque cibernético de octubre de 2016) proporcionó una corrección de rumbo que tenía que suceder. Fue una llamada de atención para impedir que algo más grave que no poder acceder a Netflix ocurra”, dijo McCleary. “La tecnología del IoT es demasiado fantástica para ignorarla, especialmente para los mercados empresariales y B2B. Todo aquello que puede mejorar los resultados de un negocio tendrá éxito. Para las empresas, la tecnología del IoT puede permitirles disminuir su fuerza de trabajo, mejorar su cadena de suministro y obtener ganancias de eficiencia. El genio ya está fuera de la botella”.

Evan Kirstel está de acuerdo. “El Retorno de la Inversión (ROI) es enorme en los mercados industriales y B2B. Pero tomará tiempo para que el IoT prolifere en el hogar”. Si bien habrá grandes éxitos en el espacio de consumo, la mayor parte de la acción del IoT permanecerá en el mercado industrial.

La perspectiva para la industria de consumo del IoT es menos optimista. “Es difícil imaginar a los consumidores exigiendo productos del IoT más seguros. Tuvimos el mayor ataque cibernético en la historia y, ¿qué ha cambiado? Tenemos estos ataques DDoS diariamente ahora. ¿Por qué no se arma alboroto?”, pregunta Evan Kirstel. A principios de 2016, un sistema de seguridad en el hogar SimpliSafe que funciona con IoT fue hackeado. Pero la seguridad parece ser una baja prioridad en la lista de las preocupaciones de la persona promedio. No hay mucha gente que pida acción o legislación.

Tampoco hay un activista como Ralph Nader (activista y abogado estadounidense que se opone al poder de las grandes corporaciones y ha trabajado durante décadas a favor del medio ambiente, los derechos del consumidor y la democracia) en el campo de IoT, quien hace décadas ayudó a crear un movimiento que reformó la industria del automóvil, estimulándolo para que los vehículos sean más seguros.

Aunque es posible que los proveedores de productos con IoT intenten darle a la seguridad un ángulo de comercialización, es probable que ese tono no tenga eco con un consumidor medio en el futuro próximo. “Las empresas están exigiendo seguridad, mientras que los consumidores todavía no la entienden”, dice McCleary. “Creo que la seguridad será importante y la gente obtendrá aquello por lo que paga. El peligro es que si alguien no entiende la seguridad del IoT, el resto de nosotros podría pagar las consecuencias. Antes, si decidías que querías comprar un producto barato de China y éste se rompía, era tu pérdida. Ahora, si decides comprar un producto de IoT barato de China y es hackeado, es mi problema también”.

7. Los productos del IoT más populares tendrán un componente de servicio

El mercado del IoT ya está inundado de productos, pero pocos se destacan. Uno de ellos es el Amazon Echo, dice Evan Kirstel. La razón por la que lo hace es porque vincula las capacidades de Amazon con las de ofrecer servicios: reconocimiento de voz, música en streaming, pedir un Uber, etc. “Si se tratara de un dispositivo independiente, sería simplemente un altavoz con bluetooth”, dice Kirstel. “Mira el iPhone, también: no sería más que una loseta negra sin todos los servicios a su alrededor. La historia es similar con el XBox y el Playstation”.

Este enfoque también está ganando tracción en el ámbito industrial. Empresas como la fabricante alemana de bombas de aire Kaeser Kompressore ya han compartido sus planes de vender “aire como servicio” en lugar de simplemente vender y alquilar compresores. “Hay que vincular productos y servicios”, dice Kirstel.

Si bien existe una creciente lista de plataformas del IoT, las ofertas de servicios que ofrecen son a menudo limitadas. “No es suficiente tener una tarjeta conectada”, explica Kirstel. Timothy Chou está de acuerdo en que los nuevos modelos de negocio orientados al servicio están llegando. En el pasado, la mayoría de los constructores de máquinas simplemente vendían productos. En el futuro, podrían vender máquinas como un servicio. “Si las máquinas modernas son sólo un montón de sensores con una computadora grande en el medio, entonces la evolución de la industria del software se repetirá”, dice.

8. Las startups ganarán terreno

En el último par de décadas, un puñado de startups ha hecho una fortuna mediante el desarrollo de la tecnología para hacer la vida de los consumidores más simple. El mismo argumento podría funcionar con el IoT.

Las startups están mejor posicionados para entender los puntos de necesidad de la persona promedio que una gran empresa, dice Tamara McCleary. “Las grandes empresas a menudo se centran en lo cool que es la tecnología, pero la tecnología en sí no se vende. Cuanto más grande es la empresa, más lentamente se mueve. Es por eso que las startups tienen una ventaja”. Las startups aprovecharán su agilidad y frescura de perspectiva para obtener una mayor participación en el mercado de IoT.

9. Los estándares seguirán siendo poco claros

La industria de IoT tiene un problema del tipo de la Torre de Babel. No hay un idioma común y hay muchísimos estándares compitiendo. “Si yo fuera un desarrollador y quisiera conectar una serie de diferentes tipos de dispositivos, sería más fácil si hubiera una forma estándar para que se comuniquen”, dice McCleary. “Pero los estándares están por todas partes. Y una potencia como Google no compartirá los estándares de código abierto, quieren conservar el control”.

La falta de estándares en el IoT es similar a los desafíos que han frenado la industria de la salud durante años. Una encuesta reciente reveló que sólo el 6% de los hospitales tenían un alto nivel de interoperabilidad, según una investigación de KLAS. “En el espacio del IoT, es similar. Nadie se atreve a hacerse responsable de los ahorros que obtendría el consumidor al tener estándares”, dice McCleary.

10. La diversidad seguirá siendo un reto para el mercado del IoT

A pesar de todos los programas para alentar a las mujeres a seguir carreras en tecnología, ellas todavía están subrepresentadas en la industria. Las mujeres representan menos del 20% de los graduados en ciencias de la computación, ingeniería y física en los Estados Unidos, según un estudio de la Universidad de Washington.

“Ha habido un descenso asombroso del número de mujeres en los campos de informática y tecnología de la información”, dice McCleary. Así lo prueban los datos del Departamento de Educación de los Estados Unidos. A principios de los años ochenta, más del 30% de los graduados en informática y ciencias de la información eran mujeres. En 1993, el 28% de la licenciatura en informática eran mujeres. Para 2012, esa cifra había caído al 18%.

En la actualidad, sólo el 26% de las ocupaciones informáticas están ocupadas por mujeres, y el número de mujeres de alguna minoría (latinas, negras, asiáticas) en dicho campo es de un solo dígito, según una investigación del National Center for Women & Information Technology.

“Es difícil decirle a las empresas de tecnología que deben emplear más mujeres cuando no tienen una reserva de talento suficiente para elegirlas y cada vez hay menos”, dice McCleary. “Muchas mujeres están interesadas en participar en el mercado del IoT, pero sigue siendo una batalla”, añade. “Creo que hay un gran deseo de que las mujeres se involucren más: estamos en el comienzo de esta batalla cuesta arriba, y no podemos rendirnos, pero no veo que estemos al borde de una transformación gigante”.

Según Sandy Carter, CEO y fundadora de Silicon Blitz, hay una creciente cantidad de evidencia que apunta al liderazgo de las mujeres en el rubro del IoT. Startups fundadas por mujeres están irrumpiendo en las industrias de la construcción, la manufactura, el comercio minorista, la moda, la atención sanitaria y otras.

Otro tema relacionado con la diversidad es el sistema de inmigración de los Estados Unidos. “Es difícil para la gente cruzar las fronteras. Hay un montón de talento increíble en el mundo. Hay grandes ingenieros en lugares como India y China, pero es difícil conseguirlos en el país”, dice Kirstel.

11. Los automóviles automáticos comienzan a cambiar la sociedad

Algunas de las mayores empresas de tecnología y automóviles en el mundo están trabajando agresivamente en el lanzamiento de vehículos totalmente autónomos. Recientemente, Elon Musk, de Tesla, prometió que para fines de 2017 tendrá un auto preparado para conducir de Los Ángeles a Nueva York sin necesidad de un conductor humano.

Aunque los beneficios potenciales de seguridad pueden ser atractivos para las ciudades, muchos funcionarios ven estos automóviles como una amenaza. Muchas ciudades dependen en gran medida de lo que generan los estacionamientos, parquímetros e infracciones de tráfico. En 2015, la ciudad de Nueva York generó $1.9 mil millones de dólares en multas. Imaginen si todo eso desapareciera.

“Muchas ciudades no quieren que el tráfico se resuelva. Hay un montón de dinero que viene de los errores que los humanos al vehículo cometen. Si eliminas todo eso, sería una amenaza”, dice McCleary. “Tendría más sentido si las ciudades rastrearan y cobraran a los propietarios de vehículos autónomos en una ciudad inteligente”.

La idea tiene sentido, coincide Evan Kirstel. “Los automóviles autodirigidos podrían destruir viejas formas de ingresos, pero crear otras nuevos”, dice. La ciudad de Londres podría ser un modelo para otras ciudades que buscan abordar problemas como el tráfico, sin dejar de generar ingresos. La ciudad hace cumplir los cobros usando la tecnología automática del reconocimiento de placas. De 2003 a 2013, el esquema recaudó £2.6 mil millones de libras en ingresos, lo que permitió a la ciudad hacer mejoras a su infraestructura y red de transporte público.

Una transición similar podría ocurrir si los funcionarios del gobierno repensaran el transporte para poder introducir los coches automáticos. “Creo que los autos conectados a Internet ayudarán a impulsar el IoT”, dice Evan Kirstel. “El primer uso de los teléfonos móviles fueron los automóviles: era un lugar lógico para poner un teléfono. Similarmente, la industria del transporte es un lugar lógico para la tecnología IoT”.






Usuario:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?

¿Eres un Nuevo Usuario?













Acerca de Nosotros | Anunciate aqui | Contáctanos | Refiere a un Amigo | Ayuda | Mapa del Sitio | Trabaja con nosotros
Nuevos Productos Nuevo | Eventos de la Industria Nuevo | English Information Nuevo | Aviso de Privacidad Nuevo
2022 © Editorial Nova, S.A. de C.V. Todos los Derechos Reservados.