Boletin Industrial
 

  Buscar:  
  Mi Cuenta
 
 

5G Y IOT: MÁS EVOLUTIVO QUE REVOLUCIONARIO POR AHORA






5G y IoT: más evolutivo que revolucionario por ahora
El nexo de la tecnología 5G y el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), al lado de la Inteligencia Artificial (IA) y la computación avanzada, podría impulsar una ola profunda de innovación a largo plazo. Pero por el momento, espera un progreso más incremental.
Puede ser tentador pensar en la próxima red móvil 5G como una especie de Santo Grial para el IoT. En teoría, ofrece una latencia de hasta 1 milisegundo. Eso es al menos 100 veces más rápido que un abrir y cerrar de ojos. La 5G también admite velocidades de hasta 100 gigabits por segundo, lo que la hace hasta 100 veces más rápido que la 4G. Proporciona una puerta de enlace fácil a la computación perimetral y también admite el corte de la red, lo que permite a los proveedores aprovisionar segmentos dedicados para las aplicaciones de IoT.
Pero en realidad no es tan simple para la síntesis de la 5G y el IoT. Si bien la 5G es una promesa a corto plazo para proyectos del IoT con gran cantidad de videos promocionándolos, como autos autónomos, cámaras de vigilancia y drones de solución de problemas, otras aplicaciones, como la IA en la fábrica, necesitarán avances técnicos adicionales (vida útil de la batería/banda estrecha) y es probable que no se pueda dejar atrás la 4G a corto plazo. Entonces, ¿qué deberían considerar los ingenieros y desarrolladores cuando se trata de la 5G y el IoT? Siete expertos brindan consejos que van desde la paciencia hasta la práctica con la informática avanzada y la apertura a nuevos modelos de negocios.
Expectativas realistas
A veces es importante comenzar con una evaluación de la realidad. “El lanzamiento de la 5G está aumentando el ancho de banda y reduciendo la latencia”, explicó Zach Supalla, CEO y fundador de Particle, una empresa emergente de IoT. “Ciertas aplicaciones, como los vehículos autónomos, necesitan montones de datos, al igual que la transmisión de medios, y esas son todas las razones por las que la 5G es emocionante y convincente. Pero aparte de ese mundo, a la mayoría de las aplicaciones del IoT no les resulta tan útil. Sin embargo, el resto del mundo está compuesto por sensores que no tienden a producir tanta información. Lo que más importa en nuestro mundo es la reducción de costos del IoT y la reducción del consumo de energía. Supalla opta por lo que él llama 5G2. “Cuando las torres 5G están ampliamente desplegadas, hay opciones de menor potencia disponibles y se han realizado esfuerzos de banda estrecha, ya que el tiempo de la 5G tendrá el mayor impacto en el mayor número de esfuerzos de IoT. La mayoría de las innovaciones realmente importantes que están ocurriendo ahora no tienen la marca 5G”, señaló.
Para verlo de otra manera, los proyectos de IoT necesitan una amplia variedad de protocolos de comunicaciones, de los cuales la 5G es sólo uno, dijo Alok Shah, vicepresidente de desarrollo de negocios, estrategia y marketing de redes en Samsung Electronics America. Así que asegúrese de tener el proyecto correcto en mente. “La 5G es la opción correcta para un dispositivo IoT si se requieren uno o más de los siguientes objetivos: rendimiento de datos de 1 gigabit por segundo o más, latencia de 10 milisegundos o menos, y densidad del dispositivo superior a 100,000 por kilómetro cuadrado”, Shah dijo.
Un poco de paciencia
Al igual que en cualquier despliegue de tecnología, esperar la 5G y lo que ofrece puede tomar algo de tiempo. “Algunas aplicaciones de IoT se beneficiarán de la 5G en una etapa más temprana que otras”, dijo John Delaney, vicepresidente asociado de Movilidad Europea en IDC. “En los primeros dos años, debe pensar en la 5G como una tubería rápida como la 4G, pero sin capacidades fundamentalmente nuevas”, dijo. “En esa fase, las aplicaciones del IoT que se benefician del gran ancho de banda potencialmente se beneficiarán de la 5G”. Delaney señaló que las empresas de servicios públicos no serán las primeras beneficiarias, pero dijo que los drones equipados con cámara sí lo harán. Esta primera fase impulsará un “número relativamente pequeño” de aplicaciones de IoT, pero serán de gran valor.
Sin embargo, cuando la 5G llega a su segunda fase, en 2021/2022, la baja latencia mejorará las capacidades de red y el control y mando a distancia deberían ser posibles, dijo Delaney. “Habrá otra clase de aplicaciones en la segunda fase que se beneficiará de la rápida respuesta de la red habilitada por la 5G. Eso es sólo algo que la 4G no puede hacer en absoluto”. Para 2024 o 2025, la tercera fase debería llegar y traer consigo la promesa de una comunicación máquina a máquina dramáticamente mejorada, dijo Delaney. Ése es el marco de tiempo establecido para contar con ciudades verdaderamente “inteligentes”. “Hoy en día, cada aplicación individual no puede probar el límite de la 4G”, dijo. “Pero cuando empiezas a pensar en el estacionamiento, la iluminación y la gestión de desperdicios en conjunto, los dispositivos conectados son demasiado numerosos para que los la 4G pueda admitirlos”.
Computación perimetral
No importa el ritmo del lanzamiento de la 5G, hay más en que pensar que sólo la velocidad. El analista jefe de la compañía Ovum, Mike Sapien, quiere que los ingenieros piensen en la 5G como la oportunidad de construir redes virtualizadas definidas por software y considerar qué podría significar para los nuevos tipos de dispositivos y aplicaciones del IoT. “La 5G es una red virtualizada más distribuida y va a permitir muchas aplicaciones de baja latencia”, dijo Sapien. “Una red distribuida involucrada en 5G puede decidir no enviar todo a una ubicación central para no sobrecargar la red. Podrá analizar los datos y filtrarlos en el borde de manera bastante eficiente utilizando grandes bases de datos que recopilan toda la información, pero mantienen los datos detallados en el borde. Eso no es algo que actualmente sea posible de manera eficiente con la 4G”.
De hecho, más del 60 por ciento de los datos generados por la IoT nunca tendrán que enviarse a una ubicación centralizada, dijo Paul Bevan, director de investigación para infraestructura en la compañía Boor. “Gran parte de los (datos restantes) serán operacionales y responderán a los datos entre los dispositivos del IoT y los servidores de consolidación locales o las puertas de enlace, que tendrán una vida útil corta y sólo deberán almacenarse localmente”, dijo. “En otras palabras, se procesa en el borde y nunca llega a la red 5G”.
Esa es una gran razón por la que los desarrolladores pueden comenzar a pensar de manera remota cuando se trata de aplicaciones IoT, dijo Sapien. Esa capacidad para dividir cómo se manejan los datos facilitará la creación de casos de uso con infinitas combinaciones de acciones de inicio y detención con análisis de datos en tiempo real. Y construir en seguridad en el borde también será más fácil, dijo. “Creo que esto le da a los clientes y proveedores de aplicaciones una gran flexibilidad para ofrecer características de manera diferente. Vamos a ver más software y más funciones de seguridad añadidas”.
Ahora es el momento de comenzar a practicar esto, dijo Christine Boles, vicepresidenta y gerente general de la División de Soluciones Industriales de Intel. “Los ingenieros de redes y los proveedores de servicios de comunicaciones pueden preparar sus redes para mejorar el rendimiento de la 5G al implementar infraestructuras informáticas de vanguardia hoy”, dijo Boles. “Al igual que la mantequilla de maní y el chocolate, la 5G y la computación perimetral se combinan mejor”.
Nuevas redes = Nuevas ideas de negocios Bevan recalcó que una mentalidad paciente y algo de experimentación hoy en día valdrá la pena a largo plazo cuando se trata de la 5G y el IoT. “En pocas palabras, trae más proyectos del IoT que dependen de altos niveles de interactividad remota con requisitos de tiempo de respuesta críticos en un alcance que, hasta ahora, no ha sido factible”, dijo. “Permite a las empresas considerar nuevos modelos de negocios y nuevas ofertas de productos y servicios que tienen el potencial de interrumpir los mercados existentes e impulsar cambios en la productividad”.
La convergencia de la computación perimetral, la IA y la red 5G significa que los desarrolladores deben estar abiertos a cualquier posibilidad, mencionó Steve Bell, un analista que cubre lo relacionado con el IoT para Heavy Reading. “Es lo que Donald Rumsfeld llamó incógnitas desconocidas, dijo. “No sabíamos qué iban a ser Facebook o Instagram cuando se creó la World Wide Web. Esta combinación de computación perimetral, IA y red 5G es una de esas situaciones”, recalcó.




Usuario:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?

¿Eres un Nuevo Usuario?













Acerca de Nosotros | Anunciate aqui | Contáctanos | Refiere a un Amigo | Ayuda | Mapa del Sitio | Trabaja con nosotros
Nuevos Productos Nuevo | Eventos de la Industria Nuevo | English Information Nuevo | Aviso de Privacidad Nuevo
2019 © Editorial Nova, S.A. de C.V. Todos los Derechos Reservados.